¿Merece la pena vivir?

¿Merece la pena vivir?

¿Qué es la vida? No hay una definición exacta, y no se sabe qué es exactamente. Aunque se sepa de forma intuitiva, no se sabe de forma descriptiva.

 

¿Cómo saber entonces si merece la pena vivir si no se sabe exactamente qué es vivir?

Solo sabemos una cosa. Y lo sabemos de manera innata. Es única e inviolable.

 

Es un absurdo dudar en si merece o no la pena, porque en sí la vida, ese valor absoluto, si no mereciese la pena experimentarla, la pregunta carecería de sentido.

De hecho, si no fuese un absoluto, no se estaría vivo para poder preguntárselo a uno mismo. 

 

La pregunta tiene tanto sentido como interrogarse si merece la pena el respeto, la libertad, la justicia o la belleza.

 

La vida es tan preciosa y única en sí misma, que hace de la persona singular y bella en su propia esencia, en su propio espíritu. Eres bello, precioso, único, inigualable solo por ser tú mismo. Ningún pecado, error, sufrimiento o desgracia cambiara eso. Es tu naturaleza.

Renegar de ella es un error

Dudar de su propio valor, una idiotez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: