Reflexión sobre el Amor Conyugal

NOTA: El presente texto es el único que traigo al mundo público de una serie de reflexiones que he hecho en el retiro que he realizado de diez días en el Monasterio de San Pedro de Cardeña (Burgos). Fue el que más me gustó, pues expresa a la perfección mis ideas. La escribí a mano, es muy filosófico y tiene tono algo indignado. El tema es el Amor, en su faceta de la pasión entre un hombre y una mujer.



Hay ciertas constantes que veo muchas veces en las personas. En el tema del amor, entendido aquí como el término filosófico “eros”, es algo que muchas veces sale de manual. Parece programado.

El otro día recibí, en una amena tertulia, un consejo. Esto me recordó a lo que he oído muchas veces a la gente “Te mereces una buena chica. Busca a alguien que se acomode a tus convicciones y valores”.

No desmiento el posible valor de ese consejo. Pero no concibo la vida cómo un solo mero portador que ha de buscar el mejor complemento para la generación siguiente. No.

Para mí, este tipo de amor, conyugal, ha de basarse en un sentimiento único e indescriptible. Dos almas únicas e irrepetibles que se complementan por lo que son, no por lo que han hecho. Una unión más luminosa que la más brillante luz material.

No sé explicarlo mejor. Es cómo describir los colores básicos a un ciego de nacimiento. No se puede.

Un amor tan puro e inocente, que rompe las barreras de tiempo, la distancia, la desidia, la desilusión; un amor que lo puede todo y lo aguanta todo, como dice San Pablo a los Corintios.

Otros tal vez llamen a esto “Obsesión”, incluidos muchos que a pesar de que su ideal de amor pudiera ser este comentado, no actúan, ni comprenden lo que esto realmente significa.

Tal vez sea eso. Solo “Obsesión”. Una sensación que si no es correspondida, entra en una especie de fiesta masoquista que hunde en la desesperación.

No obstante, a título personal, conozco muy bien lo que es una Obsesión, y los síntomas que tiene. He superado obsesiones compulsivas, y conozco el rostro infernal del sufrimiento del propio “ego”.

Pero lo que he descrito sobre el amor anteriormente, no lo veo como una mera obsesión. ¿Una obsesión permitiría ir por el interés de la otra persona?, ¿aguantaría los celos?, ¿aguantaría impulsos desbordados del subconsciente?, ¿miraría solo por su bien, ignorando el propio?, ¿aconsejaría y apoyaría en temas que provocarían un dolor propio, con ojos realistas, no para mal, si no para bien; solo por querer por lo que es?

Es más, ¿sabría reconocer los defectos indefendibles y las faltas del ser amado?, ¿impediría el dejarse manipular en los ideales más profundos de uno mismo?

En definitiva, ¿miraría una obsesión el bien de la otra persona, y no el suyo propio?

Si todo lo anterior es obsesivo, entonces, el que escribe es obsesión. Y no merecería a nadie, porque no tendría más que Obsesión, y no Amor. Yo solo sé amar así.

Pero entonces, ¿qué es Amor? (en los términos que hemos hablado hasta ahora)

¿Es acaso una sensación corpórea de filial y genética unión carnal reproductora?
¿Es acaso solo un instrumento para traer hijos, y por lo tanto hay que buscar la mejor compañía para eso?, ¿la más adecuada a la ideología de uno mismo?

¿Qué es? Porque si es eso, algo inscrito en nuestros genes, y cualquier hembra o macho vale, yo, personalmente, prefiero no amar, y estar solo de por vida. Prefiero mil veces lo que muchos han llamado obsesión.

La pareja, ni mucho menos la familia, debe ser el método de satisfacer nuestras necesidades humanas, en este caso carnales. Eso sí me parece a mí obsesivo. Poner el “Yo” por delante, y hasta no conseguir mis objetivos, no parar (fin que es justificado por mis medios).

La pareja es el producto, el fin, de una unión de dos almas que ni ellas mismas saben porqué están unidas. Dos almas que anteponen el “” antes que el “Yo”; y cómo escenario tienen a Dios.

Tener hijos sería, entonces, el resultado de ese acontecimiento excepcional, que es tan fuerte, que puede crear “VIDA”. No es el objetivo de la vida, si no el resultado de una entrega sin reparos. Además, como se ha concebido esa vida, se la ama sin mesura. Pero eso es tema aparte al aquí tratado.

Así pues, se podrá fracasar en un sentimiento que puede no ser recíproco (algo imprescindible), tirar a la basura meses, años e incluso décadas de esfuerzos e ilusiones en pos de un ideal imposible en el que se cree ciegamente, en el que se tiene fe; y en el que al final se desiste y sufre. Pero eso no es obsesión.

Si Dios, para los cristianos, es “Trino”, yo veo a la pareja, y al matrimonio como una humilde “Binidad”; un ente que es uno, pero tiene dos almas. Un sencillo símbolo de Dios en la Tierra, pero que brilla con luz propia, más que todo el Universo material junto.

Por lo tanto, que no vengan los demás diciendo al resto: “Esto es una Obsesión” o “Busca una buena chica acorde a ti”, “Te mereces algo estable”, “Cobarde, que no te enfrentas a tu realidad”.

No tienen ni idea de lo que he expresado antes, ni de lo que en definitiva, es el Amor para el autor de este artículo. Por esta misma razón, y por ser yo un hombre, no vengan con el cuento de que nosotros no sabemos nada del amor, y que solo pensamos en nuestra satisfacción, generalmente sexual. No tienen ni idea de lo que es ser Ser Humano.

Tal vez yo no sepa tampoco ser Ser Humano, pero sí sé lo que soy cómo humano. Así que, concluyendo, no quiero cuentos en lo que nadie, salvo Dios, sabe.

José María de la Torre Bugidos.


Anuncios

3 responses to this post.

  1. Posted by SS on 16 noviembre, 2009 at 14:14

    Muchas veces el problema es tan simple como no saber plantearse las preguntas adecuadas.Biologicamente el amor no existe, existe un impulso quimico producido por la supervivencia del yo (traspasada en este caso a la supervivencia genomica individual). Esto incluye lo que podemos denominar como la parte carnal de las relaciones. (que poco me gusta usar conceptos tan biblicos como carnal :S)Sinceramente, el amor es algo terriblemente dificil de definir no solo por la visible complejidad de identificar su propia tangibilidad como por las circunstancias interpersonales de cada uno. (hoy puedes tener ese concepto, mañana no).Obsesion, creo que todos sabemos un poco sobre el tema. No creo que sea una obsesion, lo definiria mas como una relacion de dependencia emocional (aunque en una relacion la satisfaccion fisica es importante pero no imprescindible).Esa dependencia emocional es posiblemente la causa de casi todas las dudas reflejadas en tu reflexion ( "Pero lo que he descrito sobre el amor anteriormente, no lo veo como una mera obsesión. ¿Una obsesión permitiría ir por el interés de la otra persona?, ¿aguantaría los celos?, ¿aguantaría impulsos desbordados del subconsciente?, ¿miraría solo por su bien, ignorando el propio?, ¿aconsejaría y apoyaría en temas que provocarían un dolor propio, con ojos realistas, no para mal, si no para bien; solo por querer por lo que es?Es más, ¿sabría reconocer los defectos indefendibles y las faltas del ser amado?, ¿impediría el dejarse manipular en los ideales más profundos de uno mismo?")La aparicion del concepto de dependencia emocional parace ser que no lo has tenido siquiera en mente supongo que por la profundidad que para ti implica el concepto de amor o por el ambito filosofico que has querido darle al texto. Y cuidado, dependencia emocional para mi opinion no es homologa de el concepto dependencia como tal (drogas por ejem….) pero a falta de un concepto mejor pues….Esa dependencia te "obliga a cuidar" de quien eres dependiente. Es por eso que posiblemente a veces se vea el amor como algo que incluso puede ser perjudicial para tu propio ser.Esa "obligatoriedad" es, posiblemente, la causa de que algunos lo confundan con una obsesion cuando se trata mas de un orden de prioridades.Esa vision de la realidad no nublada y cito: ("¿aconsejaría y apoyaría en temas que provocarían un dolor propio, con ojos realistas, no para mal, si no para bien; solo por querer por lo que es?) viene posiblemente dada por un reflejo del instinto propio de sobrevivir manejado por la "obligatoriedad de cuidar" aquello de lo que eres dependiente.Tus intenciones de cuidar aquello por lo que vives es lo que te esta matando. (Nadie dijo que las neuronas fueran inteligentes).Como ya te he explicado (y si no pideme una clase detallada cuando quieras) biologicamente el amor no existe, pero eso no implica que para mi (ya sabes de mis convicciones) no tenga causas biologicas.Que esas causas no sean en apariencia tan trascendentales como las tuyas no implica que por ello no sean importantes ni menos trascendentes. Nuestro cerebro y nuestro cuerpo es quimica y electricidad si, pero tambien son recuerdos y en conclusion una VIDA que moldean esa quimica y esa electricidad de una manera UNICA que hace que solo SIENTAS esa dependencia emocional con alguien ya sea afin, ya sea diferente, ya sea la conbinacion que sea. Pero desde luego esa conbinacion es unica.A esa conbinacion inperceptible tu le llamas alma afin, otros lo llaman alguien especial, otros no son capaces de reconocerlo.Lo que es indudable, sea por causas biologicas o espirituales, es ese SABER o al menos ese CREER SABER insertado en tu mente que DEBE de seguir su propio camino hacia la verdad sin que el resto se meta de por medio.Ambos conocemos a una persona que aunque ciertamente aun no se ha dado cuenta de su propio consejo me dijo algo muy simple aunque muy dificil de entender: ENJOY!Yo te doy otro consejo: Nuestra diferencia con los animales no es la historia, sino que nosotros somos capaces de VIVIR y no solo de SOBREVIVIR. La diferencia radica en el simple hecho de ser conscientes de nuestra propia felicidad. No desperdicies una bendicion de esa magnitud que por algo esta ahi asi que ante todo se FELIZ al coste que sea.Hace tiempo que no escribo, mis disculpas por la posible falta de claridad y orden.Weeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee!

    Responder

  2. Posted by José María on 16 noviembre, 2009 at 15:33

    Hola Sergio, gracias por responder 🙂 No me lo esperaba la verdad.Ciertamente divergimos en puntos bastante importantes. Yo nunca dije que el amor (Agape, Filio o Ero) exista biológicamente. De hecho ni me lo planteo. Mi punto de partida, cómo bien dices, es más transcendental con el Ser Humano, y en eso solo se puede tener fe (no ciega, pero sí razonada), pues el Amor no es un algo tangible. Son de esas cosas abstractas que nos diferencia de los animales. No he querido tratar este tema desde un punto de vista científico, si no más bien filosófico o metafísico.No obstante, estoy de acuerdo contigo en bastantes puntos. Sobretodo en el de "dependencia emocional". Sí que lo había tenido en cuenta muchas veces, pero nunca lo había separado de su connotación obsesivo-compulsiva. También en lo que respecta a lo que hace nuestra vida única (aunque tú lo unificas cómo solo el fenotipo), y lo que hay que hacer para no desperdiciarla.Podía discrepar en puntos cómo lo de "Enjoy" a lo "Carpe Diem". Sin embargo no lo hago, hay que disfrutar de la vida, si no se pierde. A cada día le basta su afán, es decir, "Enjoy, pero con cabeza". Mi problema es que soy demasiado racional, y no sé hacerlo bien, me agobio rápido pensando en el futuro :-PLa verdad es que no me esperaba una actitud en ti tan predispuesta a charlar sobre estos temas, y me ha alegrado mucho ^_^ Sobretodo que alguien lea lo que escribí en mi retiro. Qué por cierto, no son dudas, o un grito de auxilio. El texto original es más extenso y tiene nombre y apellidos (lo recorté para hacerlo público al mundo sin dañar mi intimidad), y lo que es en realidad es un grito de desahogo… y tal vez de desesperación por no sentirme comprendido ^_^.No hay nada que perdonar, has sido muy claro. Sobretodo me sorprende que en algunos puntos no nos diferenciemos tanto en opiniones.

    Responder

  3. Posted by SS on 16 noviembre, 2009 at 16:20

    Con que no me veias tan predispuesto a hablar de estos temas eh?…bueno, para eso uso mascaras, asi siempre te puedes llevar una sorpresa conmigo XDMe imagine que querias exponer tu punto de vista desde un punto de vista mas "propio de ti" :PSabes que no me gusta meter la fe en temas de esta indole, bueno, en ningun de hecho.Tampoco es que yo quiera tratar el tema desde un punto cientifico, es mi punto de vista, condicionado por mi actual educacion cientifica, claro esta.Lo del amor biologico, bueno, era mas bien una introduccion para explicar lo demas.Ahora, poco a pocoNo unifico la VIDA en el fenotipo, ni mucho menos, el fenotipo es una mera representacion exterior de tus genes, mis ojos azules afectan a mi vida pero no la definen. De hecho, el fenotipo afecta muy poco ya que es solo la representacion inicial de tus genes no estan incluidos los cambios ambientales de lo que viene a ser una vida.El enjoy con cabeza no es un verdadero enjoy, disfrutar las cosas es, al igual que enamorarse, algo de lo que se debe de ser consciente en ese justo momento y ahi no caben las reflexiones. Esas deben de venir despues. Y con disfrutar no digo salir de fiesta, puede ser leer un libro o escuchar una buena cancion. Aqui es donde yo introduzco el tema de PASION que algun dia discutiremos. :PNunca dije que fueran dudas, al menos todo el texto, pero si se nota cierto tono de "quiero saber la verdad aunque aqui esta mi verdad".Respecto a mi actitud, bueno, ultimamente ha cambiado mucho, y quizas no me parezca tanto al que un dia conocisteis. Cosas de la vida. :PAl final de la vida sea como sea y sea cual sea, todos llegamos a las mismas conclusiones.Ser tan racional muchas veces impide la genialidad no lo olvides. Y si puede impedir la genialidad puede impedir otras cosas.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: