Posts Tagged ‘Dios Demostración Reflexión Ciencia Fe Razón Religión’

Demostración de Dios

Estoy estudiando filosofía, y eso no es bueno.

En mi reflexión mientras estudiaba, estuve observando la demostración de San Anselmo, las cinco vías de Santo Tomás, y la reflexión de Descartes.

Todos nos hemos preguntado por Dios alguna vez. Unos lo han descartado y otros admitido. Uno no puede mostrarse indiferente.

La mayor crítica que se suele hacer a los creyentes viene de la demostración empírica. Dios no tiene más razón de ser que cualquier otro ser imaginario. Si Dios existe, quienes tiene que demostrarlo científicamente son quienes afirman su existencia.

Es dificil hacer una contraréplica a eso sin tener una preparación teológica y filosófica. Dios no es como otro ser imagiario. Sus características son tales que se encuadra dentro de lo que se conoce no como un ser posible. Si no como un ser necesario. No atenta contra la Razón, si no que la fundamenta.

Pero es una fundamentación desde la Fe. Y Fe es creer. Cae fuera del ámbito de las ciencias empíricas. Dios está fuera del alcance de la ciencia porque no depende de ella para dar una explicación del funcionamiento del mundo, tan solo de su necesidad, es decir, de lo qué es, en su esencia, esta realidad que vivimos y experimentamos.

Hasta aquí, lo que yo ya sabía. Mi pregunta está en la posibilidad de fundamentar una demostración de Dios. ¿Por qué después de tanto tiempo los creyentes no hemos sido capaces de dar una?

¿Acaso es cierto qué Dios no existe? Eso sería la respuesta facilona. Dios puede existir sin poder ser demostrado. Es más. Nunca puede ser demostrado.

La razón que alego, la que reflexione, es la siguiente: Dios nos creó sencillamente diferente a los animales. Estamos en desequilibrio. Los animales tienen instinto, y se adaptan al ambiente según estos. Lo tienen todo hecho. Los humanos, no. Nuestros instintos son casi ausentes, nacemos débiles, y solo tras muchos años de esfuerzo y cuidados, seremos independientes. Necesitamos de nuestra inteligencia y libertad para dar forma a nuestra existencia con nuestras elecciones en el medio en el que vivimos. Como decía Ortega y Gasset, soy “Yo y mis circunstancias“.

O sea, somos libres. Si creemos en Dios, creemos que él nos hizo libres. Si queremos creer en Él, esta ha de ser una decisión Libre, no obligada.

¿Qué ocurriría con una demostración de Dios? Si se consigue demostrar la existencia o no existencia de Dios, no habría libertad. Si Dios se manifestara de manera clara y concisa; o un físico demostrara la incompatibilidad matemática de su existencia de una manera total; estaríamos obligados a admitir esa Verdad.

Quien no siguiese esa verdad, sería un necio tanto como quien niega el sol, que la tierra es cuasi-esférica, o que necesita respirar para vivir. Ya no sería una elección. Ya no habría Fe, habría Evidencia. No habría Libertad.

Por eso Dios no se puede demostrar. Hacerlo sería condenar la Libertad. Y Dios nos quiere Libres, sobretodo de admitirle o no. Uno ama a quien quiere, y Dios no es cualquier Ser, en él se dan todos las perfecciones, por eso si se demuestra que existe estaríamos obligados a amarle, y eso no es amor, ni elección.

Nos parecemos a Dios en nuestra libertad, entre otras cosas. Por eso no se puede demostrarle.

Tan solo tenemos los indicios que Él mismo nos deja, para que creamos que exista, y elijamos si le queremos o no. En eso consiste la Fe.